4.11.06

Cuentos y títeres


Autor: Javier Villafañe, ilustración de tapa: Myriam Holgado. Colección Libros del Malabarista, Ediciones Colihue, año 1994.

Poeta, dramaturgo y titiritero, Javier Villafañe desarrolló una obra fructífera por la que obtuvo, entre otros, el Primer Premio Municipal de Poesía y el Premio de Honor del Fondo Nacional de las Artes en 1988; paralelamente a su tarea de escritor, fue precursor en la titánica tarea de llevar sus funciones de títeres de pueblo en pueblo (labor que lo hizo conocido en el Interior del país y en distintos países de Latinoamérica) en compañía de Juan Pedro Ramos –amigo y también titiritero-, a bordo de su carreta La Andariega, en la que nunca estuvo ausente el Maese Trotamundos, títere de cabecera de Don Javier y presentador de sus espectáculos.
Bajo el título “Cuentos y títeres” asoman aquí un poco de los elementos artísticos que conformaron aquella pócima con la que el autor supo deslumbrar a grandes y chicos, mezcla de artista popular con dramaturgo, mezcla de contador de cuentos (que no es lo mismo que cuentista) con la lírica simple y acertada del poeta. Al leer estos textos no se puede tomar distancia entre el escritor y el titiritero, una tarea influencia a la otra, y así como muchos escritores hacen sus novelas de un modo que están listas para ser llevadas al cine, los trabajos de Javier Villafañe dificilmente puedan ser leídos sin imaginar inmediatamente la puesta en escena de sus palabras y a los títeres tomando su lugar en la narración.
Entonces aparece Santiago, el niño que sale de su casa con la intención de dar una vuelta al mundo y en su camino lleva gallos y elefantes, jirafas y cigüeñas, aunque la vuelta al mundo sea sólo la vuelta a la manzana. Con tinte de fábula, se testimonia el porqué de la abismal enemistad entre sapos y grillos, un gato que pierde una de sus siete vidas corriendo tras una luna que cree, es de queso; un ratón domador de leones pide monedas en lugar de billetes por su trabajo, para poder cumplir con esa delicada misión que tienen los ratones de dejar monedas bajo las almohadas de los chicos que pierden sus dientes. Y también hay dos obras, dos pequeñas grandes obras de dramaturgia en la que se cruzan un vendedor de globos con un “uñador” casi profesional de globos y otra, en la que un diablo de tres colas quiere tomar posesión de todo el pan del panadero del barrio.
En suma, este libro está lleno de magia, curiosidades, misterio y simplicidad, un legado que sólo es posible recibir de un artista completo.

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Darabuc said...

Villafañe es muy desconocido en España, y se lo ha editado muy poco, mucho menos de lo que merece. A mi juicio es un grande de las letras, y su ausencia en España demuestra mucha ceguera y mucho ombligismo. (Que me perdonen mis compatriotas, es una crítica de intención constructiva.)

7:14 a.m.  
Blogger Fernanda Rodriguez Briz said...

Que lindas y justas tus palabras. Efectivamente un grande de las letras y de la acciòn cultural en general

10:49 p.m.  
Blogger Darabuc said...

(Ombliguismo: parece que yo también, de tanto mirarlo, ni me he dado cuenta de que se cayó la u...) ;)

5:04 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home