14.11.06

Lecturas divertidas para ver, asociar y aprender


Texto: Beatriz Ferro, Ilustraciones: Elena Torres, Serie “Me asomo y me asombro” de la Colección Rincón de Lectura, editada por Puerto de Palos S.A. Casa de Ediciones, año 2005.

La mirada de los niños sobre el mundo que los rodea es tan particular como todo en ellos mismos pero a veces, esa mirada necesita de un empujoncito que los estimule a ver mejor para descubrir más a partir de una misma asociación y, si ese planteo surge de la observación a conciencia de un objeto cotidiano, la experiencia resulta mucho más enriquecedora.
Bajo esta premisa, la Serie “Me asomo y me asombro” presenta tres titulos dirigidos a niños a partir de los cinco años (aunque yo se los leo a mi hijo de casi tres años y le fascinan) se trata de “Hoy función con taza, tacita y tazón”, “Paraguas para jugar” y “¿Sólo un sillón o un montón?”
La idea es muy simple, el primero de estos libros nos demuestra que una taza puede ser una mano si nos ayudamos con ella para tomar agua, un sombrero de explorador si estamos en la selva o una pecera si somos un gatito y lengueteamos en ella porque tenemos sed; “Paraguas para jugar” propone descubrir o redescubrir en que tantas formas podemos guarecernos de la lluvia y entonces, un paraguas puede ser un periódico, la copa de un árbol, el toldo de un restaurante; de igual modo “¿Sólo un sillón o un montón?” nos motiva a ver un sillón en un escalón, en la copa de un árbol, en un fardo de paja o en un gran edificio, en el caso de tener el tamaño de King Kong. Cada libro da un giro final para afianzar la idea de que cada objeto mencionado en el título es lo que es, pero para ese momento, el pequeño lector ha recorrido –guíado por el texto y las sencillas y bellas ilustraciones que acompañan- un sinnúmero de posibilidades que lo ayudan a pensar cómo, a cada momento, unas cuantas cosas dejan de ser lo que son por un ratito, cuando las ponemos a funcionar de otro modo, de acuerdo a nuestros gustos, necesidades e intereses.