21.11.06

Sombras y temblores


Autora: Olga Drennen, Ilustraciones: Manco. Colección “Los verdes de Quipu” de Ediciones Quipu. Editado en 1992

La contratapa de este libro reza “cuentos inquietantes donde lo extraño, lo inesperado y por que no, lo siniestro se juegan en el mundo de todos los días...” ni más ni menos puede esperar el lector de esta pequeña “obra maestra” de terror escrito por una experimentada escritora de este género que, entre los niños, tiene adeptos fanáticos.
Aqui no hay monstruos poliformes, no hay vampiros que acosan en las sombras de la noche, ni locos asesinos inmortales que vienen a cobrar venganza al mundo de los vivos...este libro está lleno de misterios que, desde su simplicidad, nos va dando escalofríos, hacemos un viaje en tren rumbo a casa pero el viaje termina en el mismo sitio de partida y ese destino trunco, nos permite descubrir cómo, en un segundo, se puede cruzar ese umbral que nos lleva a un punto sin retorno. La locura es otro tema en este libro y de nuevo, la autora con delicados toques de hada nos conduce por el texto para sacudirnos luego, cuando descorremos inocentemente el velo que oculta tras un juego de niñas, una horrible verdad.
Y con recursos que nada tienen que ver con el lugar común del género, surge a los ojos de una nena una realidad que luego no es y que resulta imposible de explicar “Mejor me callo” se llama este cuento donde ha desaparecido un amigo -inexistente para todos- en una casa que de un momento a otro no es más que un baldío y junto a una vecina nueva a la que nadie vio jamás instalarse en el barrio con su familia.
Dos cuentos más, a cuál más sobrecogedor, completan este libro, uno habla de las premoniciones, esas señales de otra dimensión que tratan de indicarnos que algo va a ocurrir y que ocurren inevitable y fatalmente. El otro habla de la posesión más allá de la muerte, un amor desmedido, enfermo y lo suficientemente poderoso como para llevarnos a un lugar donde, supuestamente, ya no vamos a sufrir. Recomendado para lectores a partir de los once años, este libro de Olga Drennen es una joyita un poquitin filosa para los lectores que reclaman “uno de miedo”, pero nunca está demás, entre tanto alabanza a Stephen King, reconocer y valorar que en nuestro país, existan producciones tan interesantes como ésta.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Fernanda: estoy gratamente sorprendido con el nivel de este blog, escrito por gente que realmente ha leido los libros y puede por esto aportar cosas válidas y serias. Esta persona Myriam creo que bien vale un saludo desde aqui: muy productiva! Fernanda: para terminar cuando me recomendaste entrar a este blog no lo hice con muchas ganas pero ahora veo que volveré sin que me lo pidan. Un gran saludo Prof. Hurtado

9:57 a.m.  
Blogger Myriam Contreras said...

Le agradezco profundamente sus palabras. Myriam

1:56 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola:
Los encontré en argenblogs, dentro del rubro infantil.
Les cuento, que yo soy mamá de dos nenes, e intento, (creo que con éxito), transmitirles la pasión por la lectura.
Hace muy poquitos días, se me ocurrió crear un blog para los más chicos, un poco con cuentos que me gustan, otro poco, con trabajos de mi autoría.
Les dejo mi página, esperando que la visiten( consideren que es muy nuevita)http://escalerasyserpientes.blogspot.com/
Yo por lo pronto, siento que encontrarlos a ustedes ha sido como hallar un tesoro.
Muchos cariños literarios.
Sil

5:34 p.m.  
Blogger Daniel said...

Y me quedo con el fascinante "Mejor me callo"... Genial Olga Drennen.

Mis alumnos y yo agradecidos.

Prof. Daniel Sarachu Múller

9:39 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home