20.12.06

Las brujas


Autor: Roald Dahl, Ilustraciones: Quentin Blake, Colección Alfaguara Infantil, Ediciones Santillana, año 1994. Lectura recomendada: a partir de los diez años.

Un niño queda huérfano y al cuidado de su abuela, una octogenaria de un carácter muy especial, que fuma puros mientras le cuenta las cosas que verdaderamente valen la pena conocer en la vida, por ejemplo, cómo reconocer a las brujas, esos seres a los que todos imaginamos volando en su escoba, con el traje negro lleno de cenizas, la lechuza al hombro, la nariz ganchuda y el lunar prominente en el mentón.
Bueno pues, las brujas de verdad son seres de apariencia corriente (el protagonista incluso se atreve a aseverar que hasta la dulce maestra que puede estar leyendo este libro a los niños en la escuela, puede ser una bruja encubierta) y para descubrirlas es necesario prestar atención a detalles que nos revelan que estamos ante una bruja auténtica: las brujas son calvas o tienen pelo verde, las brujas usan guantes permanentemente, las brujas tienen las puntas de los pies cuadrados, las brujas tienen saliva azul y las brujas pueden oler a un niño a kilómetros, de tan repulsivos que les resultan.
Imaginen entonces la sorpresa que puede tener el niño que protagoniza este libro cuando, de vacaciones por el sur de Inglaterra, en uno de los más importantes hoteles de la zona, descubre que tras un supuesto Congreso de la Real Sociedad para la Prevención de la crueldad con los niños que se lleva a cabo en uno de los salones del hotel, se esconde una auténtica Convención de Brujas, la cual está reunida nada menos que para tramar la eliminación de todos los niños del Reino Unido. Un libro entretenido, con muchas situaciones de humor que surgen de la inteligencia del niño y de las desinteligencias del mal, encarnado en algunas brujas incapaces de cumplir al pie de la letra, con las recomendaciones de la bruja conductora. “Las brujas” también fue llevado al cine como una de esas típicas comedias de enredos y la verdad, tanto el libro como la película, valen la pena.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Darabuc said...

Yo lo disfruté mucho y lo recomiendo, es simpático y entretenido, con un punto gamberro. Además las ilustraciones de Q. Blake quedan particularmente adecuadas para el tono del libro.

4:31 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Muy buenos los libros que recomiendan en esta página. Veo que hay un articulo largo y jugoso sobre el autor en el mismo blog. (Encontré este blog buscando cosas sobre Dahl justamente)

9:30 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

GRACIAS A ESTE SITIO PUDE CONOCER MAS DE LITERATURA INFANTIL Y ASI PODER MEJORAR MI CLASE. DESDE CORDOBA CAPITAL, FRANE

8:25 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home