31.10.06

Elmer y los Hipopótamos


Elmer es un elefante muy peculiar, su enorme cuerpo está lleno de retazos de colores. A él acuden los amigos elefantes en busca de consejo ante una situación difícil: es que los hipopótamos han invadido su río y además son tan gordos que ocupan todo el río! Los elefantes ya no pueden bañarse tranquilos.
Pero... y los hipopótamos? algo pasó con el río que ellos usaban para bañarse.
Elmer buscará una solución para que TODOS estén contentos.

Este libro forma parte de una colección de libros ilustrados para niños, que tiene al elefante Elmer como protagonista ("Elmer y Wilbur", "Elmer y el extraño", "Elmer y el viento"). Los textos y las ilustraciones son de David McKee. Editado por Grupo Editorial Norma, año 2005.

30.10.06

Coraline - Neil Gaiman



Coraline es una niña curiosa, que decide investigar su nueva casa, esta contiene catorce puertas, pero solo trece se pueden abrir con normalidad, la otra esta cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, Coraline descubre que del otro lado hay una casa igual a la suya, tan igual que le resulta escalofriante y extraño.
Sin embargo, hay diferencias: la comida es mas rica, los juguetes son tan extraños que pasan a ser maravillosos y por sobre todo, hay otra madre y otro padre que quieren que Coraline se quede para siempre con ellos, y se convierta en su nueva hija.
Pero Coraline descubrirá que no todo es tan lindo y rico como ella cree, detrás de los espejos, hay otros niños que han caído en la misma trampa que ella, son como almas perdidas y ella es la única que puede ayudarlos. Para ello tendrá que recuperar y rescatar a sus verdaderos padres y lograr volver a su vida anterior.
Personajes extraños pueblan esta historia de misterio...


Este libro de Neil Gaiman, esta ilustrado por Dave McKean, con dibujos que pasan de ser toscos a la oscuridad.
Yo lo recomiendo para los lectores un poco mas grandecitos.

Neil Richard Gaiman es un conocido autor de historietas y escritor de ciencia ficción y fantasía. Nació el 10 de noviembre de 1960 en Portchester (Reino Unido). Su creación más famosa es la serie de historietas The Sandman.

El señor Bliss


El Señor Bliss, es un hombre extraño que gusta del uso de altísimos sombreros, y que posee un jirafanejo (mitad jjirafa mirad conejo) que guarda en su jardín, un día toma la caprichosa idea de comprarse un auto de ruedas rojas.
Pero su primer paseo en su nuevo auto, no resulta tan tranquilo como él esperaba, debido a su extraña manera de conducir.
Así es como por descuido, es raptado por unos simpáticos osos...

Este libro de J.R.R. Tolkien lo escribió e ilustro para sus hijos, son las aventuras del Sr. Bliss. El libro viene ilustrado y escrito a mano por él, con divertidas ilustraciones.

John Ronald Reuel Tolkien nacio 3 de enero de 1892, en Sudáfrica, filólogo y escritor inglés de fantasía épica. Fue profesor de anglosajón en la Universidad de Oxford, y profesor de lengua y literatura inglesa.Considerado uno de los creadores de la literatura fantástica/épica, es el autor de El Hobbit, El Señor de los Anillos (obra que fue llevada al cine en estos últimos años ) y El Silmarillion (publicada póstumamente en 1977 por su tercer hijo, Christopher Tolkien), que narra la mitología que concibiera para una etapa antigua en la historia de Arda.

28.10.06

La escoba de la viuda



Texto e ilustraciones: Chris Van Allsburg. Colección “A la orilla del viento” Fondo de Cultura Económica, México. Año de edición 1993.

He aquí una historia típica para estos días, en los que esa fiesta “importada” de Halloween parece definitivamente instalada en el ámbito local,. De todas formas, dosificadas de acuerdo a su edad, los niños han demostrado sentir verdadero placer por escuchar cada tanto, alguna historia “de miedo” y éste relato un poquito tiene, porque habla de una escoba de ésas en las que vuelan las brujas.
Esta es una escoba que ha cumplido su ciclo útil como voladora y por su desgaste, una noche cae del cielo con su dueña encima, una bruja vestida de negro que queda bastante maltrecha por el percance, entre el sembrado de la granja donde vive una viuda solitaria.
La viuda Shaw se compadece de la suerte de la bruja y la acomoda en su cama, envolviéndola con su capa y cerrando las cortinas, horas después la bruja se recupera y llama a una compañera que viene al momento a buscarla, mientras la escoba es abandonada en la granja.
Si bien la escoba no es buena volando, poco a poco, se muestra útil e irremplazable con cualquier tarea del campo, incluso con su manguito desgrana algunas notas en el piano, pero la novedad conmueve al pueblo y no del mejor modo pues, los vecinos de la viudad Shaw ven en la escoba algo maligno y pronto se generaliza la idea de quemar la escoba para terminar con este extraño asunto.
Pero bueno, si le preguntaran a cualquier mujer qué haría con su mejor auxiliar en las tareas domésticas lo último que se le ocurriria sería acabar con ella y la viuda Shaw no es la excepción, de modo que pone lo mejor de su astucia femenina, para atender a los reclamos vecinales, pero sin afectar la integridad de su hacendosa compañera. Al terminar de leer esta historia, una se pregunta dónde está verdaderamente el miedo, sin en la escoba con vida propia o en los hombres que no se les ocurre más que destruir lo diferente. De todas maneras, humor sobra, nadie termina malherido y la perfección de los dibujos del autor realizados en tinta, con la técnica del puntillismo, son razones más que valederas para disfrutar este libro.

Las grandes mascotas


Textos e ilustraciones: Lane Smith. Colección “A la orilla del viento” Fondo de Cultura Económica. Año edición 1993

Una niña pequeña, o mejor dicho, muchos niños pequeños atravesando un onírico paisaje nocturno para jugar y divertirse a caballo de gigantescas mascotas. Una anécdota que dispensa a la autora la posibilidad de dibujar como posibles, mundos que no lo son y así, la niña pasea con su gato rumbo a una Piscina Láctea y mientras el gato bebe, la niña se divierte tomando un baño del que sale oliendo a leche fresca. Otro niño con su perrote visita el Jardín de los Huesos, mientras algún otro descansa contemplando el Río de los Grillos y más niños montan el lomo de sus hámsters y se esconden en los agujeros de sus cuevas.Este y otros dulces misterios son posibles en las breves líneas que escribe Lane Smith acompañadas de grandes dibujos a página completa y a doble página con el claro objetivo de entretener a los niños y abrir su imaginación hacia universos mágicos, una posibilidad que la ilustración artística, cuando está bien utilizada, apasiona a los chicos que aún no leen o que están aprendiendo a leer ¿o acaso no es un frecuente reclamo infantil que un libro contenga “muuuchos dibujitos”?

Etiquetas:

Cierra los ojos


El tigre bebé no quiere dormir. Cerrar los ojos le da mucho miedo.
"-Si cierro los ojos-dice-, no podré ver el cielo"

Hay libros que tocan botones adentro del alma, tendiendo un puente entre la realidad y los sueños.
Con diálogos tan simples como certeros, el tigre bebé pregunta a su mamá, por todo aquello que no podrá ver si cierra los ojos y se queda dormido...

Este es un preciosísimo libro ilustrado para los más pequeñitos, con bellísimas pinturas de Georg Hallensleben y textos de Kate Banks - Editorial Juventud (España) año 2002

27.10.06

Los vehículos


Textos: Brigitte Bouhet con Ilustraciones de Pronto. Colección “Mi pequeña enciclopedia” Larousse, año 2005. Lectura recomendada a partir de los 3 años.

Autos, bicicletas, patines, camiones y todo medio de movilidad que tenga ruedas está contiene este libro destinado a que los más chiquitos miren con atención el mundo que los rodea y puedan aprender o redescubrir qué tan fundamental resultan las ruedas en la vida diaria, cualquiera sea la geografía en que nos desarrollamos o las actividades que tengamos..
“¡Con las ruedas podemos transportarlo todo!” se lee en la primera página y para confirmarlo, aparecen carromatos de circo, perros que van en carretilla y hasta un changarín que lleva un paquete gigantesco boca abajo, aunque en el envoltorio un cartel señala qué lado va hacia arriba. En una ilustración a doble página se ve un montón de chicos jugando, cada uno con su equipo con ruedas: monopatín, triciclo, patineta, etcétera. La tan querida “bici” tiene su propia página para aprender sus principales componentes y cómo andar en bicicleta en forma segura.
En lo que hace a los adultos que andan sobre ruedas, se ve al tan “querido” auto descripto parte por parte, tanto exteriores como interiores y mediante ilustraciones paso a paso, los niños pueden observarse cómo funciona un automóvil. Y lo propio ocurre con las motos, abarcando desde la moto de ciudad a la de motocross.
En el apartado dedicado a los autos “muy útiles” aparecen en un cruce de dos calles, el tránsito vehicular representado por los más serviciales al hombre: la ambulancia, el camión de bomberos, la grúa, el auto de policía, el colectivo. Hay una doble página para los camiones que lo transportan todo –desde troncos de árboles a jirafas- y otra para los vehículos que hacen que todo funcione en una gran ciudad: aspirador de calles, mezcladoras, pala mecánica, recolectores de basura, entre otros.
Otro apartado muestra los medios de movilidad útiles en el campo y el diario trajín de los camioneros que van de ruta en ruta. Como existen actividades asociadas a los autos que a los niños les encanta, la autora, con buen tino, ha incluído en el libro temas como el taller mecánico, los lavaderos, los diseñadores de autos, la producción robotizada de coches, así como medios de transporte particulares de distintos países. Para todos los nenes que no hacen más que mirar y pedir autos y camiones, he aquí una lectura divertida y ocurrente que seguramente querrán leer y ver más de una vez.

26.10.06

¡¡¡ Bellísimo !!! Pregón de Eliacer Cansino


Joven lector, joven lectora: Si te atreves a entrar en la Biblioteca que hay en tu barrio, en tu escuela o en tu ciudad, regresarás distinto, con luces inesperadas en los ojos, con chispas nuevas en tu corazón.

Si ya has entrado, y te detienes un segundo y recorres con la mirada los estantes, tal vez te sobrecoja el silencio y la quietud que preserva a ese mundo, pero no te equivoques, nada más lejos de la realidad, porque el silencio es una de las llaves del secreto y la quietud un engaño para disuadir a los que llegan sin confianza.

Si aún conservas el valor y avanzas y tomas un libro, entonces has abierto la puerta que te estaba esperando, ya no necesitarás guía alguno, tú solo dirigirás tus pasos, y en ese momento desaparecerán las páginas y las letras y en su lugar surgirán paisajes insospechados.

Ya has iniciado la aventura: verás al gigante de un sólo ojo a punto de atrapar al inmortal Odiseo, o al atribulado Raskolnikov debatiéndose entre el crimen y el castigo, o hallarás palabras para compartir tu tristeza y decir con ellas: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche..."

Pero también te espera un sabio incansable que, en medio del ágora, te detendrá para advertirte que sólo el que sabe que no sabe nada está en el camino de la verdad, o descubrirás verdades sencillas, útiles para andar por casa: instrucciones para dar cuerda a un reloj, recetas para cocinar, planos para construir un reactor...Incluso, si eres paciente, desenmascararás a algún farsante y sabrás quién es el verdadero Gran Hermano, o cuáles son las auténticas Crónicas Marcianas...

Cuando regreses de la Biblioteca algo será distinto: en tu bolsillo hallarás dos nuevas llaves del mundo: la curiosidad y el conocimiento. Ahora nada puede detenerte. Ánimo, atrévete a entrar.

Esa Biblioteca cercana guarda celosamente las respuestas a tus mejores preguntas.

El autor es el español Eliacer Cansino. El Pregón se leyó El Dia de la Biblioteca, en España Este es el afiche.

Nota Biográfica: Eliacer Cansino Macías (Sevilla, 1954) es profesor de Filosofía en un instituto de enseñanza secundaria desde 1980 y autor principalmente de novelas para jóvenes y adultos.

Etiquetas: , , ,

25.10.06

No somos irrompibles


Autora: Elsa Bornemann, Ilustraciones: O´kiff. Editorial Alfaguara Infantil, Colección recomendada para niños a partir de los diez años. Editado en el año 1996.

A modo de continuación del ya célebre “Libro de los chicos enamorados”, en 1991 Elsa Bornemann publicó por primera vez “No somos irrompibles” texto en el que reúne doce nuevos y bellos cuentos sobre el amor entre niños, narrados con sensibilidad y respeto hacia los sentimientos que anidan en los corazoncitos de los que por primera vez sienten que aman y son amados.
Aqui hay celos de un niño por la predilección de una niña por una estrella de cine, hay indiecitos de tribus enemigas que se rebelan contra el destino que quiere separarlos, hay niños que ponen en juego su amistad por gustar de la misma chica, y hay nenas que en unas horas de viaje en avión encuentran al amor de su vida y otras que, buscándolo, desinflan todos los días, la rueda de su bicicleta para tener la excusa perfecta con la que ir a buscar a “ese” chico en especial, que no escatimará recursos para ayudarla.
En este libro también se encuentra el cuento “Mil grullas” que narra la desventura de amor sufrida por dos niños en tiempos de la caída de la bomba en Hiroshima, un relato que hasta hoy, sigue evocando recuerdos primorosos entre alumnos y docentes que han tenido la oportunidad de leer este maravilloso texto en el aula: para hablar del amor, para hablar de los derechos humanos, para hablar de la guerra. En lo personal, busqué y me interesé por este libro hace unos años, cuando en la Biblioteca La Nube hice un curso sobre Literatura Infantil y una tarde, varias docentes allí reunidas comenzaron a contar sus anécdotas sobre lo que había ocurrido cuando propusieron la lectura de este cuento en la escuela y relataban como habían llorado maestras y alumnos en un momento de emoción compartida y los sorprendentes resultados que la lectura habia generado en los chicos, verificado en la calidad de sus trabajos.
Quizá sorprenda la temática y el abordaje de la autora en cada historia, pero bienvenido sea que alguien en literatura busque saciar esa sed que desde la infancia también se tiene por la verdad y aqui, verdad sobra, porque el amor está presentado en todos sus matices, con la alegría o los temores que puede generar y también, con la devastación que produce en el alma aquello que ya no será, se trate de un amor que abandona o de la muerte que separa. Como dice Elsa Bornemann en el cuento “No me olvides”: “ ...ahora cierro el cuaderno y te pido que prepares tu corazón para escuchar el desdichado final de esta historia...” “...podría inventar un final feliz, pero eso sería mentirte, porque la vida también trae penas gigantescas...” De todos estos elementos se componen estos relatos protagonizados por niños que podrían ser cualquier niño, sin distinción, y que logran llegar sin escalas al corazón tanto de un chico de estos tiempos, como del chico que alguna vez todos fuimos.

24.10.06

Los bomberos


Textos: Agnés Vandewiele, Ilustraciones: Robert Barborini. Colección “Mi pequeña enciclopedia” de Larousse, ed. 2005

Idolos indiscutidos de los niños, los bomberos -como prototipo de héroes urbanos por su arrojo para combatir el fuego y otros siniestros, su entereza para actuar con firmeza y decisión ante accidentes, catástrofes y situaciones inesperadas y su vocación para el riesgo en salvaguarda de quien lo necesite- se han hecho acreedores de un libro propio dentro de esta colección de Larousse.
Aqui se describen con detalle, en textos y dibujos, sus funciones dentro del Cuartel, cómo dan mantenimiento a sus vehiculos y equipamiento, cómo se entrenan y cómo se compone su uniforme. También se muestra cuáles son las partes principales de un camión de bomberos (ese gigante al que todos los chicos sueñan con subir alguna vez) y se describen otros vehículos de auxilio que dan apoyo a la autobomba, incluyendo los helicópteros y los aviones cisterna.
El libro presenta además, los equipos que los bomberos utilizan en cada ocasión, desde aquellos elementos necesarios en primeros auxilios, como un desfribilador para reanimación cardíaca hasta las sondas telescópicas o los tubos con cámaras para situaciones de avalanchas y terremotos.
A doble página se detalla paso a paso, todos los movimientos que tienen lugar en la estación ante una alarma de fuego, desde la puesta de uniformes hasta el momento en que ya están combatiendo el incendio y se muestra cómo se combaten los incendios forestales y cuándo entra en acción el avión cisterna.
Existen además los bomberos especializados como aquellos que desempeñan sus tareas en aeropuertos, en alta mar, los socorristas de la montaña y aquellos que intervienen con perros en el rescate de sobrevivientes en caso de graves emergencias.
Finalmente, este libro ofrece algunos datos sobre cómo varian los uniformes de los bomberos de país en país y también algunas particularidades de la profesión según el punto geográfico en donde desarrollen tareas, así por ejemplo, se menciona que en Venecia los bomberos circulan en barcos y en Canadá, por la nieve, lo hacen en moto-trineos. Los datos sobre la vida y obra de los bomberos abundan y las ilustraciones son bellas, claras y comprensibles aún para los niños a partir de los tres años, edad a partir de la cual se recomienda la lectura de esta colección.

23.10.06

Lentes ¿quién los necesita?


Autoría e ilustraciones: Lane Smith. Colección “A la orilla del viento” del Fondo de Cultura Económica, edición 1997

Poco texto y muchas ilustraciones, bellas ilustraciones, en este libro creado para que los chicos más pequeños, puedan leer pero también –y simplemente- mirar un libro con un gran dibujo en cada página.
La historia es muy sencilla, un niño va al oculista y este profesional –que usa anteojos- le avisa que tendrá que usar lentes. El niño se opone y entonces, el oftalmólogo “le hace
ver” que su mamá usa lentes, también su papá y además, su hermanita; pero el chico no entra en razones. A partir de allí, el oftalmólogo comenzará una larga enumeración de usuarios de anteojos –los más insólitos- tales como los inventores famosos, los dobles de los monstruos de las películas, las chinches, las papas, los planetas, los gusanitos, el camaleón, los cocodrilos ante los cuales, el pequeño paciente, intuye que este médico no está bien de la cabeza, puesto que “ve anteojos en todas partes”.Al final de la lista el oftalmólogo se menciona a sí mismo como usuario de anteojos y acto seguido pone al niño un par de anteojos y, en la página siguiente ¡milagro! Un completísimo universo de usuarios de anteojos aparecen retratados a doble página, cada uno con sus respectivos lentes y todos se ven tan lindos y tan mágicos que, el niño descubre cuántas cosas más podría ver si se pusiera los anteojos y a tal punto le entusiasma la idea que se convence de que esos "aros de montura dorada" que el médico le ha puesto, son los más bonitos y adecuados para él.

La cena con el Tío Enrique


Autora: Bénédicte Froissart, con ilustraciones de Pierre Pratt, Col. A la orilla del viento del Fondo de Cultura Económica, año 1993.

Un tío como el que cualquier familia puede tener, desopilante y divertido para los chicos, un poquitín ridículo para los adultos, asi es este familiar que una noche llega a cenar vestido con una camisa estampada con cuadraditos dentro de los cuales, hay una gallinita de color. El tío conversa con su hermano y su esposa, mientras los chicos -en silencio- asisten a la seria charla de los mayores recordando que ese tío se convierte en la niñera más ocurrente en esas noches que ha venido a cuidarlos y juega con ellos y les inventa historias llenas de aventuras que no invitan precisamente a irse a la cama. Pero este no es momento de juegos ¿o sí?
La cuestión es que de pronto, una gallinita se escapa de la camisa y se sube al hombro del Tío Enrique, y desde allí, hace reverencias a los tres niños que apenas pueden contener la risa frente a la sorpresa. La gallinita baja a comer las miguitas de pan que han caído sobre la panza del tío y picoteando, le provoca al hombre unas comezones irrefrenables que hacen estallar en carcajadas a los niños, mientras los adultos se incomodan ante lo que creen, es una nueva payasada de un adulto con alma de niño.
La compostura en la mesa se pierde por completo cuando la gallinita –a la que sólo ven los niños- pone un huevito naranja en la copa de postre del tío; obviamente, en la primer cucharada, el huevito naranja va a parar a la boca de Enrique y allí, comienza a crecer hasta inflarle el cachete e impedirle hablar y otra vez, más muecas y payasadas de Enrique y los niños que ríen y los padres que pierden la paciencia.
La gallinita vuelve a aparecer en el hombro del tío esta vez, los niños se miran entre sí y uno de ellos, salta de la silla para atraparla, pero el resto de las gallinitas que se han quedado en la camisa, salen de ella, en ayuda de su compañera de estampado y lo rodean, provocándole con sus plumitas, un ataque de estornudos que desparraman gallinitas por toda la mesa. El padre de los niños llama al orden de inmediato, reta a los niños, pero el piadoso tío que ve que este momento mágico ha ido demasiado lejos, silba tres veces y el ejército de gallinitas vuelve al instante a su camisa. Los niños quedan fascinados, los padres no tanto es que, al decir de la propia voz del narrador, que es uno de los niños, “las camisas de fantasía no tienen explicación” (bueno, al menos no parecen tenerlas para el mundo de los adultos).

20.10.06

Espacio, astronautas, estrellas y planetas


Textos: Claire Llewellyn, Ilustraciones de Jason Lewis. Colección “Apuntes” de Editorial Sigmar, año 2000.

La sed de aventuras forma parte de los juegos infantiles, y no hay juego infantil ni aventura completa si alguna vez no se ha soñado con ser bombero, superhéroe o ¡astronauta! Y para todo niño que mira el cielo y sueña con un viaje espacial está orientado este libro de Sigmar, que le acerca un pequeño brevario claro y completo sobre todo lo que debe conocer un fanático del espacio.
Comienza relatando paso a paso el despegue de una nave espacial, cuánto tardan en vaciarse los cohetes propulsores, cuánto tiempo más se mantiene el tanque principal de combustible a la nave y cómo finalmente, el orbitador está en viaje hacia el espacio. Luego se cuentan los requisitos básicos para ser astronauta y las características principales del traje espacial. También hay recomendaciones como contar con una bolsa de dormir con correas para que el astronauta no flote mientras duerme y otras también relacionadas con la sensación de ingravidez que un tripulante debe afrontar.Hay un detalle a doble página con la composición del sistema solar y un pequeño relato sobre las exploraciones en el planeta Marte; otro apunte interesante ofrece información sobre estrellas y galaxias y además, hay un apartado que reúne hechos curiosos sobre las exploraciones espaciales realizadas hasta nuestros días aquí, por ejemplo, los chicos aprenden que Saturno es más liviano que el agua o que el cohete más grande que se haya construído tenía la altura de un edificio de 30 pisos, por supuesto, la famosa perrita Laica que los rusos enviaron al espacio en 1957 tiene aqui bien ganada su mención.

19.10.06

Los piratas


Colección “Mi pequeña enciclopedia” de Larousse, año de edición 2005. Redacción: Francoise de Guibert, ilustrado por Marie Delafon.

¿Existió realmente el pirata Barba Negra? ¿usaban los piratas garfios, patas de palo y parches en el ojo? ¿reunieron alguna vez fabulosos botines? ¿hubo mujeres piratas? Aqui encontraremos las respuestas a estos y otros interrogantes sobre la existencia de estos bandidos que siguen alimentando fantasías en los juegos infantiles y se mantienen vigentes en la imaginación de los niños, más allá de la influencia que los superhéroes contemporáneos –estilo power rangers- puedan generar en los más chicos.
¿Quién no ha soñado alguna vez con la isla del tesoro? ¿con desenterrrar en secreto un cofre lleno de monedas de oro y joyas fabulosas? Bueno, en este libro se habla de tesoros piratas, pero también de los pillajes para obtener armas, cuerdas y comida, se habla de los diferentes tipos de barcos piratas –junco, veleros, balandra, galeras y bergantines-, se habla de las diferentes banderas piratas y sus mensajes emblemáticos, se aprende lo dura que era su vida en altamar, qué comían, qué bebían, que funciones cumplían dentro del barco, cómo era un abordaje, cómo se repartían un botin, cómo se castigaba una traición y en qué consistia ser nombrado capitán.
En tiempos de piratas las especias, las telas lujosas, el ron, el tabaco y el cacao eran mercancías tan valiosas como el oro y las joyas; y una cosa eran los piratas y otra muy distintas los corsarios, que actuaban en nombre de su rey. Este libro, que se sugiere para niños de 3 años en adelante, no ahorra ningún detalle sobre la vida de estos personajes, ni aún los más crueles como el tema de las ejecuciones y otros padecimientos que tuvieron lugar en las luchas piratas, por eso, nunca está de más recomendar que los padres u otro adulto responsable, acompañe a los chicos en su lectura, para favorecer la mejor comprensión del texto y de la época en que transcurrieron los hechos que aqui se relatan.

El calzoncillo de Tomás



Autora: Selene Califano con ilustraciones de Federico Porfiri. Editorial Abrecascarones, Colección “Yo puedo solo”, Libros MDD Modelo de Diagramación Didáctica. Año 2005.

En la tarea, nada fácil, de dejar los pañales, los niños suelen poner todo tipo de reparos no es sólo mantenerse en el estadio de bebé, tampoco parecer ser sólo el hecho de que no pueden desprenderse así como asi de algo que sale de su cuerpo y por lo tanto, de algún modo, les pertenece. Como no hay un niño igual a otro, es mejor que una guía especialmente dedicada a ellos, les explique de pe a pa, en que consiste ese procedimiento tan de adultos, de “ir al baño”, tras una puerta cerrada. Explicado paso a paso, de manera clara y sencilla, con ilustraciones y palabras ilustradas que refuerzan los conceptos, este libro está dedicado a los más chicos, para que dejar los pañales guiados por Tomás, el protagonista, sea tan fácil como ponerse un calzoncillo.

18.10.06

Historias de Disney


Autora: Sarah Heller, con ilustraciones de Disney Storybook Artist. Editado por Grupo Editorial Norma, año 2002.

Aquellos personajes de las películas de Disney recordados por todos –Tarzán, Aladino, 101 Dálmatas- y aquellos nuevos personajes que apuntan a convertirse en clásicos –como Buzz Lightyear-, se convierten en este libro, en protagonistas de pequeñas historias poco o nada relacionadas aquellas versiones que los hicieron famosos en el cine.
Aquí Buzz Lightyear tiene la misión de rescatar a la vaquerita Jessie –también heroína en el film Toy Story 2- quien se encierra en una caja de libros viejos, al no sentirse capaz de adaptarse a su nuevo entorno de amigos, sin saber que esa caja está destinada al desván y este error, la separa de todos los juguetes de la habitación de Andy. Para ir en su ayuda, Buzz busca apoyo en el ejército verde de los soldaditos de plástico, el caballo Tiro al blanco, Hamm el cerdito alcancía y Rex el dinosaurio para subir a lo alto de la casa y traer de nuevo a Jessie, sana y salva. La vaquerita, al descubrir lo mucho que la quieren estos juguetes que apenas la conocen, se siente feliz de conocerlos y de que sean sus nuevos amigos .
Una pequeña anécdota en la vida de los “101 Dálmatas” se relata en el segundo cuento de este libro, aquí los cachorros quedan al cuidado de su Nanny, quien los lleva al parque pero pierde a uno de ellos, Lucky, cuando este, persiguiendo una mariposa, cae tras un muro y va a parar a un carro de bomberos que aleja de sus hermanos. Pero este perrito afortunado, como lo indica su nombre, logra bajar del camión, luego escapa de las manos de una niña que quiere usarlo de muñeca y finalmente, cubierto de lodo vuelve al parque pero la Nanny no lo reconoce, de modo que el cachorro se baña en una fuente para que sus manchitas características de dálmata y la Nanny descubra en él, el cachorro que le falta.
“Volando por la selva” es el cuento que tiene por protagonistas a Tarzán y a su mejor amigo, el gorila Terk, quien ha tenido un rol decisivo en todo el crecimiento de Tarzán al ayudarlo a sobrevivir, a respetar su entorno, la vida de los otros animales y el bienestar que la naturaleza puede brindarle. Ambos recuerdan la niñez de Tarzán y como él aprendio de Terk a compartir la comida, a volar de árbol en árbol por la selva y a ser tan veloz como un gorila y para celebrar tantos años de amistad, repiten el rito de compartir sus plátanos.
Aladdín y su mono Abú, dan vida a una historia que se llama “La aventura de Abú” donde el hábil y gracioso amigo es secuestrado por un mercader que lo lleva a hacer malabares con manzanas en una exhibición callejera, cuando Aladdin descubre que su amigo no está con él convoca al genio y este le dice que un mono muy parecido a Abú ha sido visto actuando en el mercado; para rescatarlo, ambos volarán en alfombra mágica y salvarán a Abú de convertirse en un mono acróbata de show.
La Sirenita, forma parte de una aventura que se llama “Ariel y la carrera de los caballos de mar” aqui la Sirenita desafía la orden de su padre el rey Tritón del mar, quien quiere impedir que su pequeña princesita forme parte de una carrera de caballos de mar a la que considera muy peligrosa. Pero la Sirenita tiene otros planes, y con la ayuda de un pez de coral, Flounder, descubre que la forma de participar en la carrera es disfrazada de varón y por supuesto, gracias a la velocidad de Stormy, su valiente caballo de mar, Ariel gana y su padre, lejos de enojarse con ella, reconoce que estas carreras no sólo son buenas para las niñas, sino que además son divertidas y por eso, no debían estar prohibidas para nadie.
Mowgli y Baloo, los inseparables amigos de “El libro de la selva” vuelven a la carga con una aventura especial, esta vez Mowgli ha dejado la selva y vive en una aldea con una familia que lo adopta y su pequeño hijo, pero Mowgli extraña la selva y siempre piensa en su amigo el oso, por eso sueña con cruzar el río y volver a verlo. Ese sueño se cumple una noche, en que Baloo viene a buscarlo, pero dos niños más –Shanti y Ranjan- van detrás de ellos por el río y se pierden en la selva, para desesperación de los aldeanos que han perdido a tres de sus niños. Cuando todos se juntan en la selva, Baloo el oso y Bagheera, la pantera, son los encargados de proteger a los tres pequeños de cuanto peligro se cruce en su camino y al fin, Mowgli descubre donde está su lugar y regresa a casa, pero sus pares humanos descubren también cuáles son los sentimientos del niño respecto del lugar que fue su primer hogar y entonces, se le concede el permiso para cruzar el río e ir a visitar a Baloo y Bagheera cuando los extrañe. En suma,“Historias de Disney” presenta un conjunto de cuentos divertidos, con personajes reconocidos por los niños, eficaces para cualquier momento de relajante lectura: un viaje, una sala de espera e incluso para la hora de irse a dormir.

13.10.06

Los colores y el Arte


“Descubriendo los colores a través del arte”
Autores: Carolina Micha y María Fernanda Rodrigo. Ilustraciones: Sergio Zotto
Editorial Sudamericana, Colección ”Primeros Pasos, para aprender jugando”, ed. 2005

Bubba es un simpático mono al que le regalaron un pincel y eso le da muchas ganas de pintar, usando muchos colores realiza un arcoiris que a él le parece un tobogán, un tobogán por el que tiene deseos de subir para conocer el origen de los colores.
Asi comienza la recorrida de Bubba a través de un mundo mágico que en primer lugar es todo amarillo, como el sol, brillante de luz, tal como lo retratara Vincent Van Gogh, en su cuadro “El sembrador”. En la siguiente página, Bubba pisa el pasto verde y descubre todos los verdes que puede ofrecer la naturaleza y en ese momento no puede menos que fascinarlo la contemplación de “El estanque de las ninfeas, armonía en verde” de Monet.
Un salto de página y Bubba está en un jardín misterioso que aparece mezclando el rojo y el azul y allí toman cuerpo “Los lirios en el jardin de Monet”, cuadro de Monet, donde la explosión de color, con predominio del violeta, asombra y conmueve a quien se detenga a admirar esta obra.
Bubba ahora está extasiado con el anaranjado del atardecer, aqui los niños tendrán la propuesta de encontrar todos los tonos de naranja que hallen a su alrededor, tal como lo habria hecho Chagall, al componer “Aleko, un campo de trigo en una tarde de verano”.
Una manzana roja y brillante en las manos de Bubba, abren los sentidos a la contemplación de “Interior rojo, bodegón sobre mesa azul” de Matisse. En este punto, la noche ha llegado y Bubba tiene sueño y dormita pensando en los secretos de la oscuridad, que todo lo cubre de azul. Y así llegamos a la última obra, donde “Noche estrellada” de Van Gogh es el punto de partida para que los niños piensen qué sonidos pueblan una serena noche estrellada.
Este libro de tapas y páginas duras, destinado a niños de 1 a 5 años, es de fácil lectura y trae en contratapa una serie de pautas para aprovechar al máximo las posibilidades de aprendizaje que este tipo de texto puede ofrecerle a los más pequeños.

Para aprender sobre palabras opuestas


¡Sigue a ese pollo!
Ediciones Beascoa, España, ed. 2001. Texto e ilustraciones de Simone Abel

Este es un libro con divertidas ilustraciones que le enseña a los más chiquitos palabras con significados opuestos, a través de las distintas situaciones en que se encuentra un simpático personaje mientras va al volante de su auto, la idea es que los niños no le pierdan pista, de ahí el título: ¡Sigue a ese pollo!
El texto tiene tapas y páginas duras -a todo color- y es de fácil lectura. Al hojear el libro, siguiendo el periplo del ave conductora, aparecen solapas que tapan la escena anterior para mostrar una nueva forma de ver y leer la misma situación, por ejemplo: “el pollo viaja delante de los árboles altos... (solapa y la página se transforma en imagen y texto) el pollo viaja delante de los árboles bajos...” o “el pollo está cerca (solapa) el pollo está muy lejos...”.Una muy buena propuesta para la biblioteca de la casa y también la del jardín de infantes, ya que es un libro que se disfruta mucho en la lectura grupal.

Y un día se hizo el color...


“El hombrecito verde y su pájaro”
Autora: Laura Devetach
Ediciones Colihue, Colección Libros del malabarista, ed. Año 1994 (de fácil comprensión, para niños lectores o para compartir la lectura con un adulto)

Un país verde donde todo es armoniosamente verde, es el refugio ideal para un hombrecito verde y su pájaro de verde vuelo. Allí todo es verdaderamente –o verdemente, al decir de la autora- tranquilo hasta que un día, el pájaro volando fuera de su jaula verde, se estremece de gusto ante unos racimos y su alegría se vuelve naranja. A partir de ese momento ya nada vuelve a ser lo verde que era y, en cada trino, comienzan a aparecer nuevos colores en la vida de este hombrecito que, en vano arremeterá con pintura verde contra cualquier objeto de la casa que no conserve su color favorito pues, el pájaro trina y su canto va soltando más y más colores al punto que, el silbido del hombrecito se vuelve naranja y las notas que desgrana con su flauta, toman un tinte azul.
Así las cosas, no demora el ave en transformar sus propios colores y de ese modo, atrae a una pajarita y forman un nido y más rápido que volando, éste se llena de huevitos violeta. Y aunque al hombrecito no termina de acomodarse a la nueva situación, el amor por su pájaro y lo lleva proteger a las aves y al nido, hasta que el vecindario alborotado por la desaparición del verde, le toma el gusto a la incorporación de nuevos colores. Con tanto cambio, el hombrecito se enamora de una vecina y se le atreve a unos versos coloridos (“me gusta la leche blanca, me gusta negro el café, pero lo que más me gusta son los ojitos de usted”) más pierde aquellas cosas que debían mantenerse verdes -como el limonero y la yerba mate- entonces, en búsqueda de un sano equilibrio de colores, el hombrecito sale a recuperar los verdes necesarios y con ellos, ya puede disfrutar la armonía, el amor y el curso tranquilo de la vida, sin sobresaltos por las transformaciones que ella pueda traer aparejadas, sean cuales fueren sus colores.

12.10.06

¿De qué color es la cebra?


Autora: Teresa Novoa, con ilustraciones de la escritora
Colección “Descubrimos” para pre-lectores, de Alfaguara Infantil

Esta es la historia de un interrogante que desvela a una cebra, la pobrecita no sabe definir de qué color es y página a página, por comparación con los colores de otros animales –el león amarillo, la rana verde, el pájaro azul-, se invita a los pequeños lectores a que sigan el relato y participen de él, hasta develar la incógnita, que los conduce a un final tan feliz como desopilante.
“Descubrimos” es una colección creada por la editorial para responder a las necesidades del área curricular de Nivel Inicial y que presenta contenidos validos para que los niños aprendan acerca de los colores, animales, formas, etcétera. Hay editados hasta el momento dos títulos más de la misma escritora: “¿Quién sigue a un elefante?” y ”¿Cómo es el cocodrilo?”.Teresa Novoa es autora de libros para niños desde 1990 y, hasta la fecha, ha recibido numerosos reconocimientos por su trabajo literario y de ilustración.

Para jugar con las palabras



Descubrir que algunas palabras riman resulta una curiosidad muy divertida en la primera infancia, cuando todavía se está chapoteando en la orilla de esa fuente insondable de sorpresas que es el lenguaje y un niño puede permitirse con total libertad inventar vocablos sobre el mundo que lo rodea y aún no conoce, o nombrar de un modo propio y personal aquello que conoce y reconoce cada día.
A partir de esta idea de poner a funcionar palabras e imágenes en un plano lúdico, con un objetivo simple encontrar la rima y arrancar una sonrisa, surge un trabajo logradísimo de Nora Hilb y se llama “Cosas y Cositas”, editado por Libros Album del Eclipse: “...auto, autito, arrancan los motores; flor, florcita, de todos los colores...” en suma, tal como dice la contratapa del libro: “Cosas grandes y pequeñas. Cositas de todos los días para descubrir jugando”.
En la misma línea, pero con un estilo diametralmente diferente, se presenta “Los paseos de Cocodrilo” de Walter Binder y Sonia Esplugas, editado por Calibroscopio para la Colección Pez Volador. Aqui con menos vuelo poético, aunque no con menos humor y juego, se cuentan todos los medios de transporte que un cocodrilo puede encontrar para desplazarse en una gran ciudad, desde una motoneta a una nave espacial, de acuerdo a las circunstancias. Las ilustraciones, plenas de color y ternura, resultan visualmente atractivas para los niños y las situaciones que describe el libro pueden formar parte del diario trajín de cualquier persona: “...En su automóvil rayado, viaja Coco enamorado...; ... va a la plaza en bicicleta, haciendo locas piruetas...”Ambos libros tienen propuestas similares, aunque diferentes y a la hora de deleitar a los chicos con la musicalidad de las palabras, ninguno deja de ser "el" recomendable.

10.10.06

Aprendiendo sobre caballeros y castillos


Un libro del Grupo Editorial Larousse, para su colección “Mi pequeña enciclopedia”. Se trata de una serie de títulos realizados para niños a partir de los tres años, con temas seleccionados de acuerdo a sus primeros intereses y curiosidades y que están ilustrados en modo acorde a esta edad. “Caballeros y Castillos” nos cuenta cómo era la vida del señor del castillo y sus caballeros, cómo se organizaba la faena diaria dentro del castillo –que rol cumplía los sirvientes, los guardias, los halconeros, los hombres de armas-, cuáles eran sus divertimentos, cómo era un día de fiesta, un día común y corriente, cómo se preparaban ante una batalla y también, cómo se formaba un caballero y llegaba a ordenarse como tal. En suma, este libro aporta una serie de datos valiosísimos, con esa cualidad que tienen los saberes enciclopédicos para fijar nuevos conocimientos con facilidad en los lectores, cuando están redactados en forma clara y amena.

Este no es mi robot


Autora: Fiona Watt, con ilustraciones de Rachel Wells
Editorial: Usborne Publishing Ltd.
Dirigido al público infantil que hace sus primeros acercamientos al libro, la propuesta aqui no es leer sino antes bien jugar con el libro –o tocarlo- y sorprenderse con los distintos robots, llenos de color, brillos y texturas, que aparecen en cada página. Hay perros mecánicos con orejas ásperas, marcianitos con pies mullidos, robots con pinzas arrugadas y otros con muchos botones abultados, cada imagen está pensada para ayudar a los más chiquitos a desarrollar habilidades con el lenguaje y el tacto y el resultado es un atractivo libro de páginas duras que deslumbran por su colorido y originalidad.

Había una vez un barco


Autora: Graciela Montes, con ilustraciones de Juan Lima

Editorial: Alfaguara Infantil

Un libro para niños de la Serie Pictocuentos es decir, en el texto, varios pictogramas reemplazan a algunos de los sustantivos que forman parte del relato y así, el lector adulto y el niño oyente o el niño que está leyendo solo el libro, tiene una interacción diferente con la lectura y con los dibujos que están integrados a ella. La concentración en el relato es otra, ya que, no “leer” el dibujo dentro de la lectura significa perder parte de la historia que aqui se relata. Por otra parte, si el niño que escucha no lee aún, puede participar de un modo diferente frente al libro, ya que él puede acompañar la lectura, encontrando en dibujos, las palabras que reconoce.
De por sí, esta forma de compilar texto y dibujos es interesante, pero mucho más interesante resulta que esta colección este escrita por la mano experta de Graciela Montes, una autora de trayectoria y reconocimiento internacional en literatura infantil y juvenil
“Había una vez un barco” es la historia de un barco lindo que navegaba en el mar, un barco con capitán, con marineros y una bandera con peces de colores para los días de sol y con faroles que alumbraban la cubierta por las noches, para que la gente desde la orilla, lo viera brillar. Como a todo barco, un día una tormenta lo hace zozobrar, pero esa situación, lejos de presagiar un final trágico para la nave hace, justamente, que recomience la historia, con el barco reciclado que vuelve a ser lindo en el mar.Una historia simple, emocionante y esperanzadora, de ésas que a todos nos gusta escuchar.

Leo, el león mágico


Autores: Federico Catalano y Gonzalo García

Editorial: El gato de hojalata, 2da edición

Se narran aquí las peripecias que debe enfrentar un león que tiene la particularidad de ser juguetón, niñero –porque ama a los niños y lo desvela su cuidado- y mágico a la vez, ya que puede convertirse en un león de madera y quedarse rigido como una estatua en la plaza, para que los chicos juegen con él. Claro que, aunque mágico, sus cualidades de león no pueden abandonarlo y por ello, aunque posea un corazón tierno, sus rugidos hacen asustar a los niños y es así que un día, un estornudo le juega una mala pasada y los niños descubren la verdad y huyen despavoridos. Leo huye también y vaga de un lugar a otro hasta que un abuelo, convencido de la bondad de este singular “rey de la selva” (o de la plaza), se lo lleva al patio de su casa para que divierta a sus nietos. Este libro, bellamente ilustrado, que va por su segunda edición, tiene una dedicatoria especial del autor a sus propios nietos, por lo que quizá, no será extraño pensar que este relato haya nacido de esas historias que los adultos hilan con paciencia de araña para los niños ávidos de escuchar un cuento donde el jardín que ven desde la ventana de su cuarto, sea el escenario posible para la magia y la fantasía que pueblan sus sueños.