5.9.06

El Príncipe Feliz: historia de amor

"Dominando la ciudad, sobre una alta columna, descansaba la estatua del Príncipe Feliz ".

Así comienza uno de los cuentos más conmovedores de Oscar Wilde.
La historia de amor entre una estatua y una golondrina es una de las obras más bellas de la literatura infantil. Maestro de la narración, el autor nos sumerge en una gama de sentimientos profundos. Sus diálogos y sus descripciones de inusitada belleza enmarcan temas como la amistad, el amor, la generosidad o la oscuridad del egoísmo.

La necesidad de respetar y tolerar las diferencias que existen entre los seres humanos es una de las facetas centrales de los cuentos infantiles de Wilde. La recrea una y otra vez en El Gigante egoísta, El ruiseñor y la rosa y La fosforerita, entre otros.

El Príncipe Feliz, escrito para entretener a sus hijos, está entre sus primeras obras.

Oscar Wilde nació en 1854 en Dublín, Irlanda. Estudió en la Universidad de Oxford y sobresalió por su excentricidad y talento. Ganó premios y viajó por diferentes países dando conferencias en Estados Unidos. Criticado por su espíritu bohemio que contrastaba con la moral victoriana, murió en la pobreza. ¡Qué ironía! los hijos para quienes este cuento escribió... se cambiaron el apellido poco después del escándalo.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Anonymous Consuelo said...

Hola, antes q nada felicitaciones por esta genial iniciativa. No se si recibieron mi comentario de hace unos meses.
He linkeado su blog al nuestro, La Casa del árbol, un lugar donde fomentamos la lectura en la niñez peruana.

Tambien me encantaría poder agregarlos a mi lector de blogs en Google Reader pero no veo el link de su FEED por ninguna parte del blog.

El feed es importante ya que los lectores de La casa del árbol no solo verán el nombre de su blog "Compartiendo lecturas con los chicos" sino que también podrán ver el título de sus posts lo que hará que tengan más curiosidad y hayan más clicks a su blog :)

Gracias!

9:15 p.m.  
Blogger Elisabetta said...

Al volver de vacaciones me encuentro con que habeis dado un buen repaso a algunos de mis cuentos favoritos: Alicia, Stevenson, el país de Oz...¡hasta Mujercitas! ¿Y que decir de Oscar Wilde? Escribió unos cuentos realmente preciosos, a la altura del resto de su obra.
Un saludo.

5:53 a.m.  
Blogger Fernanda Rodriguez Briz said...

sniff... lo leí de chica y a{un me hace llorar! sacarse los ojos!?

10:45 a.m.  
Blogger solodelibros said...

Cuánto pude llorar de pequeña con esta obra. Me alegro de que le dediqueis vuestra atención.

1:46 p.m.  
Blogger Ana Lorenzo said...

Yo lo leí de pequeña en un libro en que venían varios relatos de autores diferentes: lloraba cada vez que lo leía, así que recuerdo la ilustración de la estatua y la golondrina medio borrosa por las lágrimas.
Qué gusto llorar así. Gracias por recordarme esta historia.
Un beso

3:12 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

ME ENCANTA ESTE LIBRO SOBRE EL CARIÑO QUE UNA ESTATUA TIENE HACIA ESA GOLONDRINA. LO LEI POR PRIMERA VEZ CUNADO VIAJABA ERA EL ARTICULO DE LECTURA EN UNA PRESTIGIDA REVISTA. CUNADO LO LEI ME MARAVILLOO. GRACIAS POR BRINDARME DE NUEVO LA LECTURA PARA PODERME FACINAR DE NUEVO.

11:39 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

hay osea simplemente me parece esta una romantica historia de amor y tienen que creerme por que soy la niña mas hermosa del universo

10:15 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home