19.12.06

Eduardo Polo o la poesía más fresca


Autor: «Eduardo Polo» (seudónimo de Eugenio Montejo)
Ilustraciones: Arnal Ballester
Caracas: Ekaré, 2004
Col. Rimas y Adivinanzas. 15,5 x 15,5 cm. 48 páginas. Tapa dura. ISBN 980-257-278-0

Ya antes se ha destacado en este blog la importancia de la poesía infantil y juvenil; por ejemplo, de la estupenda Elsa Bornemann, o de Efraín Huerta, o de Antonio Machado (que no escribía para chicos, pero tiene muchos poemas que estos pueden disfrutar). Y seguro que se volverá a hablar de poesía porque, para ser sinceros, la poesía —que es el ejercicio literario más intenso de libertad, música e imaginación— es nuestra mejor escuela de pensamiento: nos enseña a ver otras realidades posibles y, por tanto, nos permite comprender mejor a los demás. La poesía sigue siendo necesaria como el pan de cada día.

Ahora quiero hablarles de un librito fenomenal de Eduardo Polo, que tiene mucho y poco que ver con el poeta venezolano Eugenio Montejo. Digo «librito» por lo pequeño de su tamaño y breve de sus páginas: pero como buen ejercicio de poesía, es un librazo, que sustituye con ventaja a tomos de mucha mayor extensión. Primero, por la variedad: cada poema es una propuesta única. Luego, por la imaginación desbordante: es un no parar de sorpresas. Y en tercer lugar, por las risas: con este libro les dolerán los músculos de la cara de tanto ejercitar nuestro gesto más vital. Si le añaden las ilustraciones de Arnal Ballester, de figuras cortadas y ritmo abstracto, llenas de detalles y guiños, estamos en el cuatro; y hay un cinco para el que quiera disfrutar de un prólogo que dice lo necesario en poco y solo para el que se anime a jugar. ¡Una mano de literatura, sí señor!

Pero antes de seguir con los otros cinco dedos de este gran libro (las bromas y referencias a los clásicos, el aprovechamiento de juegos infantiles típicos, la ruptura de expectativas con la rima, la riqueza verbal y el décimo tendrán que buscarlo ustedes mismos porque no les he dicho poco), dejemos que los poemas hablen por sí mismos; una selección, necesariamente incompleta:

LA BICICLETA
La bici sigue la cleta
por una ave siempre nida
y una trom suena su peta...
¡Qué canción tan perseguida!
El ferro sigue el carril
por el alti casi plano,
como el pere sigue al jil
y el otoño a su verano.
Detrás del hori va el zonte,
detrás del ele va el fante,
corren juntos por el monte
y a veces más adelante.
Allá se va el corazón
en aero plano plano
y con él va la canción
escrita en caste muy llano.

TONTERÍA
Un niño tonto y retonto
sobre un gran árbol se monto.
Con su pelo largo y rubio
hasta la copa se subio.
Se creyó un pájaro solo
que iba a volar y no volo.
De la altura, en un desmayo,
el pobre niño se cayo. [...]

EL GAVILÁN
[...] A sus pies estaba Cáracas
poblada de torres técnicas,
siempre llena de automóviles
que cruzaban sus carréteras. [...]

LA TRAMPA
[...] Una tic manzana
con un tac membrillo
muy tic de mañana
vieron tac a un grillo [...]

EL MONO
Paseando en biciqueleta
en el mes de feberero
un mono peretencioso
tuvo un serio toropiezo. [...]

Escrito por Darabuc

Etiquetas: , , , , , ,

5 Comments:

Anonymous Marian said...

hola, recorriendo la web en busca de un fragmento de "el pibe piola" de Ziraldo me encontre con la pagina...Quisiera,si es que se puede,que me digas si este libro trata de un nene que le cambia el nombre a las cosas, por ejemplo, empieza a llamar a la silla sentador y cosas asi.realmente me gustaria saber si estoy en lo correcto.
te dejo mi mail, si me podes dar una respuesta estaria muy agradsesida... es marian.cc@hotmail.com

muchas gracias

12:07 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

QUE BELLO HALLAZGO ESTE TIPO DE POESIA. GRACIAS GENIOS

10:19 a.m.  
Blogger Darabuc said...

Hola, Marian, no: este libro no es el que dices. Es una recopilación de poemas con muchos juegos de palabras, pero no coincide con lo que describes. Un saludo cordial.

11:46 a.m.  
Anonymous marian said...

muchas gracias por la respuesta..sigo en la busqueda de ese libro que me vino a la memoria ayer...encontre "una mesa es una mesa" de peter bichsel que trata de esto exactamente, pero me gustaria encontrar esta version infantil que lei hace tanto tiempo...si alguien sabe agradesida..

besos

4:53 p.m.  
Blogger Gonzalo («Darabuc») said...

De ese libro de Bichsel me han hablado, pero no lo he leído aún. Tengo curiosidad.

1:56 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home