4.7.07

Hay cosas que son malas de perder



La escatología (en el sentido del arte de la marranada, no de la vida de ultratumba) es un tema literario complicado de manejar. Por un lado, funciona (casi) siempre con los críos, o buena parte de ellos. Ahí están los títeres de cachiporra, año tras año, para demostrarlo. ¿Cuántos titiriteros no han jugado a tartamudear cuando uno de sus personajes ca... ca... casi llega a tiempo pero pi... pi... pierde un zapato? El problema es que resulta fácil caer en la zafiedad y pasarse de la raya, o bien pecar de falta de imaginación, y no conseguir más risas o complicidad que esa.

Este libro del escritor catalán Jaume Cela me ha sorprendido porque juega de una manera inteligente con el pandero y aprovecha para, con un tono general humorístico y desenfadado, invitar a una pequeña reflexión a los despistados y colar imágenes literarias que no son frecuentes en los textos para los más chicos, además de divertirse jugando con las frases hechas.

Añado otra cuestión, porque la lengua casi siempre nos une, pero a veces nos separa y dificulta disfrutar de las obras literarias escritas lejos de nuestra patria. Las palabras malsonantes de los diversos países americanos y España no son las mismas. En este libro se usa con naturalidad la palabra "culo", que sin embargo, por lo que sé, suena mal y resulta desagradable en buena parte del continente americano.

Datos bibliográficos: Hay cosas que son malas de perder, Jaume Cela, trad. Silvia Komet, La Galera, Barcelona, 2004, ISBN 84-246-8651-9, 48 pp. La primera edición es de 1990, con ils. de Werner Thömi-Hortal.

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Comments:

Anonymous Joana Marí said...

Jaume Cela en general cuida mucho el lenguaje. Esta además es una obra sensata, que utiliza el humor más o menos grueso de la anécdota con sentido común. Conecta muy bien con la clase, lo recomiendo.

2:38 a.m.  
Blogger Gonzalo («Darabuc») said...

Gracias, Joana.

1:49 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home